El proyecto Esan Ez, compartido por Bidesari, Fundación Carmen Gandarias y la Diócesis de Bilbao, continua su puesta en marcha con paso firme. El pasado lunes 10 de Julio hemos empezado a trabajar con el grupo de personas privadas de libertad que van a acudir a los centros educativos a compartir su experiencia personal

Las personas participantes están entusiasmadas con poder compartir sus vivencias y aprendizajes y lo ven como una oportunidad para seguir trabajando en su cambio de vida. Ya contamos con un grupo de 6 personas y esperamos que a lo largo del curso vayamos incluyendo más participantes.

En esta primera sesión nos hemos dedicado a reflexionar sobre los factores de riesgo que ha llevado a cada uno de ellos a iniciar el consumo y cuáles de esos factores siguen hoy presentes en la vida de los jóvenes.

Para terminar hemos creado un símbolo compartido por todos que refleje el objetivo del proyecto y con el que nos sentimos identificados. Se trata de una señal de prohibido con el nombre del proyecto. Para nosotros, simboliza el no pasar a un mundo de consumo y adicción; ponernos nuestras propias limitaciones para saber decir NO.

logo-esan-ez-v2