Nos sentimos orgullosos de finalizar este año con una nueva experiencia del proyecto Esan Ez. Esta vez hemos realizado las cuatro sesiones en Sodupe, en Avellaneda Ikastetxea. Allí hemos estado con alumnos de 4º Eso y 1º Bachiller.

Ya desde el primer día que empezamos prometía ser una grata experiencia; y ahora, cuatro semanas después lo hemos confirmado. Durante este mes hemos estado hablando del consumo, lo que nos lleva a consumir, las consecuencias que tiene el consumo… y los alumnos y profesores han podido compartir la experiencia personal de cuatro personas privadas de libertad que acudieron al centro.

Para nosotros ha sido muy importante la honestidad y cercanía con la que los alumnos han recibido el proyecto pues esto ha permitido entablar muchas conversaciones y lograr aportaciones muy valiosas. Además hemos tenido también oportunidad de hablar de otras adicciones como puede ser el juego o el uso del móvil entre los jóvenes.

La sesión de los testimonios personales fue especialmente interesante pues aunque estábamos seguros de tener un buen recibimiento, todavía nos cuesta quitar los nervios. Para las personas que acuden desde el CP de Araba, es muy gratificante ver como toda la clase no quita la vista de lo que sucede y escuchan atentos todo lo que allí se cuenta. Dejar nuestro granito de arena en el pensamiento crítico de los jóvenes es suficiente recompensa.

En este día estuvimos arropados también de Carlos Abuin de la Fundación Carmen Gandarias que hace posible con su apoyo seguir llevando a cabo este proyecto y también de Nakor de Fundación Etorkintza con quien colaboramos en el proceso de inserción de las personas que acompañamos.

Queremos agradecer a Avellaneda Ikastetxea y a todo su profesorado la implicación mostrada y que nos hayan abierto las puertas de su centro para poder llevar a cabo este proyecto y esperamos poder seguir colaborando el próximo curso.

img-5422img-5421