Miércoles 26 de septiembre, día señalado en rojo, comienza #retatusolidaridad. Tras meses de preparación en la logística y en lo deportivo, por fin ha llegado el día. Nervios, risas y miradas cómplices nos hacen ver que por fin nos metemos en materia; que la idea “loca” que surgió un día de salida de monte, se esta materializando, que algo importante vamos a hacer. Durante unos meses, hemos intentado que la voz de Bidesari se escuche uniendo deporte y solidaridad, uniendo valores como el sacrificio, la lucha, la superación, la tenacidad y una meta común.

La llegada a Castrillo de la Reina se hace con tiempo para estar tranquilos y echar una mano en lo que se pueda. La acogida desde el principio es maravillosa, solo podemos dar las gracias de corazón a todos los vecinos de este pequeño pueblo ya que nos hicieron sentir como si estuviéramos en casa, incluido una merienda de diez con un cocinero de diez. Merienda que fue solidaria, ya que todo el dinero recaudado ha sido en beneficio de Bidesari.

Dar las gracias a Galo (Alcalde de Castrillo de la Reina) y a Roberto (Responsable de deportes de la Diputación de Burgos), sin vosotros todo lo ocurrido en Castrillo de la Reina no se hubiera llevado a cabo.

El tiempo corre, llegan las 18:30 horas y la salida de Fernando está a punto de realizarse entre risas, nervios y comentarios de todas las personas. “Tienes un valor incalculable”, “Lo vas a lograr”, “Eres todo un campeón” son unas de las palabras que se escuchan. Algunos otros más precavidos pensando en el bien de Fernando “Cuídate”

Tras un acto sencillo, pero muy emotivo, en el que Roberto hace de presentador improvisado, cada persona habla de su experiencia. Oscar (Director de Bidesari) nos habla sobre lo que supone seguir implicando a más personas en causas solidarias y el trabajo que la asociación lleva a cabo. Galo, agradece a los vecinos su implicación , su presencia y el apoyo a Fernando en la hazaña que va a realizar. Fernando explica las etapas que va a realizar y la motivación que le lleva a hacer este reto por Bidesari.

Antes del cohete anunciador de la salida, se hace un intercambio de recuerdos; momento en el que a Fernando, como revelara horas mas tarde, se le ha escapado la lágrima de emoción. Igual que a Edurne, pareja en su vida diaria y vecina adoptiva de Castrillo de la Reina en temporada estival.

Se hace entrega de un banderín con el logo del reto al alcalde de la localidad como recuerdo y a Fernando un trofeo de árbol fosilizado que tanto abundan en esta comarca junto al “pañuelico” anudado al cuello como forma de llevar a Castrillo de la Reina en todo su recorrido.

2c2a3dc7-c71e-4b87-bbde-446397987c67

 

Etapa 1: Castrillo de la Reina- Cascajares de la Sierra (19 km)

Salida con diez minutos de retraso, lo bueno se hace esperar, dirección Salas de los Infantes donde el equipo de apoyo (Edurne y Javi) hacen la primera espera para dar ánimo, ver como han sido los primeros kilómetros y hacer cambio de ropa. Toca coger frontal, chaleco reflectante, ropa de abrigo y meter en la mochila algún alimento y agua. La noche se echa encima y Fernando tiene que atravesar 12 km delicados ya que son por carretera nacional, no había otra forma de hacerlo. Consejos, despedidas, muchos “Kontuz” y al lío.

El equipo de apoyo tiene que esperar en Cascajares de la Sierra, haciendo una suculenta cena ya que la noche es uno de los mayores retos que Fernando tiene que afrontar.

 

Etapa 2: Cascajares de la Sierra – Revilla del Campo ( 30 km)

La noche se ha echado encima, Fernando sale al encuentro de ella con su mochila, su ropa, su frontal y la musica como acompañante. Treinta kilómetros ya es una buena etapa, calculamos unas cinco horas, así que el equipo de apoyo se traslada hasta Revilla del Campo para esperar e intentar descansar en la medida de lo posible ya que la preocupación por él se hace evidente.

Sobre las 2:00 am recibimos una llamada, es Fernando, nos avisa de que va a llegar antes, ha mejorado en más de una hora su tiempo previsto de llegada. Genial, así puede descansar más de lo pensado, que en un primer momento iban a ser dos horas.

La llegada de Fernando a Revilla del Campo es un soplo de aire. Es madrugada pero su alegría, su sonrisa y su buena cara, nos hacen descansar y saber que ha vencido a su primera noche. Sabemos que su reto está un poquito más cerca

 

Fernando, Edurne y Javi